Los accidentes automovilísticos aumentan en las dos últimas semanas

La lluvia, enemiga de los conductores

En la temporada de lluvias aumenta la posibilidad de tener un accidente automovilístico, debido a que el asfalto pierde sus propiedades de adherencia y se vuelve como una pista de patinaje causando que las llantas pierdan hasta el 60 por ciento de la tracción.

En las dos últimas semanas los accidentes de tráfico por culpa de la lluvia se han disparado. Factores como la velocidad, o la distancia de seguridad son tan importantes como llevar los neumáticos en condiciones para circular con el asfalto mojado.

La crisis ha hecho que muchos madrileños apuren al máximo antes de cambiarlos.

Con la lluvia también se reduce la visibilidad, lo que complica más aún el conducir. Cada año los accidentes en esta época son mayores, por lo que es importante prevenir y tomar las medidas preventivas necesarias.

Leave a Reply